ENFERMERÍA Y LA RAE. HISTORIA DE UN DESENCUENTRO.

Loading Likes...

A pesar de que la palabra que nos define es enfermera, esta ha sufrido y sigue sufriendo los efectos derivados de ocultarla, disfrazarla, deformarla o simplemente ignorarla a la hora de identificarnos. Enfermería, profesionales sanitarios, profesionales de enfermería, sanitarios, ATS, DUE… son solo algunos ejemplos. Esta posiblemente sea una de las causas, aunque no la única evidentemente, por la que la sociedad no es capaz de relacionar, reconocer o valorar lo que significa ser enfermera y ejercer la enfermería. Y por ende es el argumento que la Real Academia Española (RAE) utiliza para que la definición de lo que somos y representamos siga siendo un cúmulo de tópicos y estereotipos alejados de la realidad aunque no de su realidad, la de la RAE.

Hace más de 20 años que las enfermeras españolas iniciamos una movilización sin precedentes en contra de la definición que de enfermería aparecía en el diccionario de la RAE.

Continuar leyendo “ENFERMERÍA Y LA RAE. HISTORIA DE UN DESENCUENTRO.”

LA REALIDAD QUE VENCE A LA INCERTIDUMBRE

Loading Likes...

 

Un muy buen amigo, tras la lectura previa que siempre hace a mis reflexiones me sugirió hiciese una aproximación narrativa que se alejase de situaciones de suspense, intriga, conspiración…como las planteadas en la novela negra y que tratase de recoger aspectos más positivos.

Como quiera que adquirí con él el compromiso de dicha narrativa voy a llevarla a cabo tratando de no caer en la alabanza fácil, la historia almibarada y los personajes artificiales y exentos de la dinámica de sus propias experiencias.

Para ello me voy a situar como narrador-omnisciente ya que conozco toda la historia y trataré de contar lo que ocurre en el exterior de los personajes -las enfermeras-, es decir, cómo se mueven, lo que dicen, hacen y por qué lo hacen… y en parte lo que ocurre también en su interior, sus pensamientos, sus deseos. Todo ello sin descartar una predicción del futuro, no tanto porque lo conozca, que no es el caso, sino porque intuyo, o mejor deseo como quiero que sea el final del relato y lo que los personajes harán.

Utilizaré el presente por tratarse más de una conversación espontánea en la que pretendo dar mayor realismo a lo que voy a contar.

Así pues y antes de proseguir creo necesario contextualizar la acción narrativa para dar verosimilitud a la acción desde la perspectiva de que, lo que voy a contar es, cuanto menos, probable. En este sentido la acción se desarrolla en una comunidad, una cualquiera. Entendida esta como el espacio en el que conviven personas y familias. Estructurada en base a normas, valores, costumbres, cultura, historia… comunes que interactúan y generan relaciones diversas. En la que existen recursos comunitarios diversos en los diferentes sectores de dicha comunidad. Además existen profesionales que dan respuesta a las necesidades y demandas de las personas, familias y de la propia comunidad. Una comunidad, en definitiva, con los problemas y características propios de nuestra sociedad actual.

Continuar leyendo “LA REALIDAD QUE VENCE A LA INCERTIDUMBRE”

EUTANASIA. CUIDADOS DIGNOS PARA UNA MUERTE DIGNA

Loading Likes...

REDACCIÓN MÉDICA 06/07/2018
https://www.redaccionmedica.com/opinion/eutanasia-cuidados-dignos-para-una-muerte-digna-1629https://www.redaccionmedica.com/…/eutanasia-cuidados-dignos…

Es muy habitual, o lo hemos incorporado como tal, el que cualquier tema que tenga que ver con la salud o la enfermedad sea automáticamente relacionado casi de manera exclusiva con los médicos. Como si no existiesen más agentes que intervienen en dicho proceso. Ya no hablo tan solo de profesionales, sino de familiares, amigos, redes sociales… que suelen excluirse sistemáticamente de la toma de decisiones dejando la misma en manos de quienes han monopolizado el absoluto y exclusivo protagonismo, los médicos, situando, además, al resto de agentes como meros subsidiarios de sus decisiones.

No seré yo quien ponga en tela de juicio, ni dude del papel que los médicos tienen en el ámbito de la sanidad. Pero sí que cuestiono de manera clara y firme su exclusividad, porque lo contrario es tanto como asumir que esto, más allá de una realidad asumida, es una realidad incuestionable. Y no lo es.

Siendo importante este análisis y debate, no es mi intención, en estos momentos, establecerlo, dado que es algo que requiere de un ejercicio sereno, razonado y amplio que este espacio no permite.

Pero sí que voy a utilizar el planteamiento expuesto como elemento de partida de mi reflexión.

Continuar leyendo “EUTANASIA. CUIDADOS DIGNOS PARA UNA MUERTE DIGNA”

CUANDO GESTIÓN NO RIMA CON RAZÓN

Loading Likes...

En una sociedad totalmente mercantilizada y en la que la economía de mercado impregna cada aspecto, sentimiento, emoción, valor… transformando su verdadero sentido para adaptarlo a las reglas de mercadotecnia y consumo, se hace difícil poder llevar a cabo una gestión que no esté claramente “intoxicada” también de todos estos elementos nocivos.

Las organizaciones sanitarias, que es como han pasado a denominarse en la sociedad descrita en lugar de organizaciones de la salud, no son ajenas a la influencia ejercida por tan poderosa fuerza económica. De tal manera que ya no se habla de usuarios sino de clientes, no se habla de profesionales sino de recursos humanos, no se habla de salud sino de producto final, no se habla de atención sino de asistencia, no se habla de personas sino de enfermos, no se habla de cuidados sino de procesos, no se habla de comunicación sino de información, no se habla de atención domiciliaria sino de vista domiciliaria, no se habla de eficiencia sino de coste, no se habla de coordinador de equipo sino de jefe, no se habla de evolución del problema sino de productividad, no se habla de evaluación sino de cuenta de resultados. Pero toda esta perversión del lenguaje, que para nada es inocente, se trata de enmascarar, suavizar, edulcorar con planteamientos tan grandilocuentes como la humanización de la gestión. Es decir, se asume como cierto que se está llevando a cabo una gestión totalmente tecnócrata, aséptica, distante, desprovista de sentimientos, fría y calculadora, para tener que incorporar elementos de cambio tendentes a esa supuesta humanización que, en ningún caso, pasa por renunciar a ninguno de los aspectos de la gestión anteriormente enumerados. Por lo tanto resulta ciertamente complicado creer que la humanización es un deseo de los gestores, cuando realmente lo que se pretende es generar campañas de marketing que “suavicen” las estrategias de mercado.

Pero, entonces, ¿es posible otro tipo de gestión en el marco de la sociedad descrita? Mi respuesta es claramente positiva en este sentido. No tan solo es posible sino que es deseable.

Con independencia de las estructuras y dinámicas de mercado que marca la sociedad actual, desde las organizaciones de la salud se pueden desarrollar estrategias de gestión que pongan en valor a las personas, sus necesidades y sus demandas. No se trata de desplazar, sustituir o eliminar aspectos necesarios como los de la gestión económica, sino de compatibilizarlos con aspectos trascendentes de la gestión de cuidados.

Y en este sentido nos encontramos con la paradoja de que se dificulta, impide y penaliza el acceso de las enfermeras a puestos de gestión en los que se toman decisiones que posteriormente tienen clara incidencia en los aspectos económicos que tanto preocupan y ocupan a los políticos. Y se hace con criterios faltos de argumentos contrastados y basados tan solo en el proteccionismo permanente a un determinado colectivo como manera de mantener sus privilegios de exclusividad para acceder a tales puestos, sin que se hayan contemplado siquiera las capacidades y méritos de las enfermeras para competir en igualdad de condiciones a los mismos.

Así las cosas la gestión queda impregnada de un paradigma claramente medicalizado, biologicista, centrado en la enfermedad, hospitalcentrista y con clara primacía de la técnica, que encaja mejor con las reglas de mercado pero que ignora, cuando no impide, que se incorporen aspectos como la salud, los cuidados, la participación comunitaria, la multiculturalidad, la perspectiva de género, la atención a la diversidad… que tienen difícil encaje en las cuentas de resultados o se entiende pueden ser causa de desestabilización en los procesos asistenciales protocolizados al milímetro como si de reglas matemáticas se tratase.

Continuar leyendo “CUANDO GESTIÓN NO RIMA CON RAZÓN”

ANTAGONISMOS Y DICOTOMÍAS. METÁFORAS INTERPRETATIVAS

Loading Likes...

Sano o enfermo, salud o enfermedad, cuidar o curar, sanidad o salud, enfermera o médico… son tan solo algunos ejemplos muy frecuentes de antagonismos en el ámbito de la sanidad… o de la salud? Este es el dilema sobre en que en múltiples ocasiones se construye la realidad que vivimos, o mejor dicho, la realidad que alguna de las partes antagónicas quieren construir y que nos llevan a establecer criterios, ideas, opiniones, análisis dicotómicos en los que se establece una oposición entre los conceptos que realmente no existe o no debería existir. Y no debería hacerlo porque dichos conceptos, lejos de ser dicotómicos son complementarios, aunque se empeñen en hacernos creer lo contrario por acción u omisión.

Lo que sucede es que, como suele suceder siempre, la utilización de las palabras, y lo que de las mismas trasciende, no es inocente, ni involuntaria, ni, mucho menos, casual. Como decía Von Schiller «Las palabras son siempre más audaces que los hechos», pero también es cierto que la palabra es mitad de quien la pronuncia y/o escribe, mitad de quien la lee y/o escucha, es decir que están sujetas a interpretación y, por lo tanto, nada de lo que se diga, por audaz que pudiese ser, tendrá valor sino es compartido, analizado y traducido en hechos que sean capaces de modificar unos contextos, los de la salud o la sanidad, en los que aún tenemos, podemos y debemos decir muchas cosas.

El problema, en muchas ocasiones, viene determinado por el sentimiento de propiedad que, sobre lo que las palabras encierran de significado, tienen determinados actores que participan en los citados contextos. Actores que se han venido atribuyendo un protagonismo que finalmente les ha sido reconocido, más por efecto de la insistencia y la puesta en escena que por los méritos de sus actuaciones. En cualquier caso, como suele suceder siempre, hay actores y actores. Los hay que se dedican a hacer bien sus papeles con la naturalidad y la competencia que de ellos se espera y los hay que sobreactúan e incluso resultan histriónicos en un intento por sobresalir y eclipsar cualquier posible “rival” al entender que así tendrán más relevancia y reconocimiento al constituirse como estrellas o divos. Por otra parte están quienes contribuyen a que dichas interpretaciones, no tan solo se produzcan, sino que las alientan, protegen, promocionan… desde sus puestos de dirección o de producción. Por otra parte están los actores y actrices secundarias, que lo son no tanto por el papel que desempeñan, sino por el valor subsidiario que los anteriores les otorgan en un claro, y no siempre ético e incluso lícito, comportamiento de discriminación que no de separación de los papeles y lo que los mismos aportan al resultado final del guión interpretado.

Continuar leyendo “ANTAGONISMOS Y DICOTOMÍAS. METÁFORAS INTERPRETATIVAS”

PALINODIA

Loading Likes...

Se dice que uno debe aprender de sus propios errores y que errar no es tan solo humano sino necesario.

Otra cosa bien diferente es saber reconocer los errores propios y saber sacar conclusiones de los mismos que nos ayuden a crecer como personas y como profesionales.

Y aún cuesta mucho más hacer público el reconocimiento del error. Por cuanto es, erróneamente –valga la redundancia- identificado más como un fracaso que como un error. Y a esto en nuestro rico idioma se le conoce como palinodia.

Por lo tanto identificar que alguien lleve a cabo una palinodia es ciertamente difícil en una sociedad en la que la ambición, la competencia, el individualismo, la apariencia, la demagogia… se constituyen en los principales aliados del comportamiento humano. De tal manera que todos los nombrados son reconocibles e identificables y sin embargo pocos, muy pocos me atrevería a decir, identifican el término palinodia por lo inusual que es su puesta en práctica.

Creo sinceramente que sería muy saludable que se incorporase esta práctica como forma de avance en las relaciones humanas, en el crecimiento profesional y en la credibilidad. Otorgaría, a quienes la practicasen y a quienes la asimilasen, como forma no de culpabilizar sino de entender y aprender, una nueva dimensión de análisis, de reflexión y de consenso en el logro de objetivos comunes que se alejen de los intereses personalistas, que tan solo conducen a generar desconfianza, confusión y confrontación, cuando no contradicción.

Quisiera, por lo tanto practicar la palinodia como ejercicio, que permita entender ciertos posicionamientos y sus consecuencias y comprobar que compartir el error cometido puede ser un buen ejercicio de crecimiento.

Continuar leyendo “PALINODIA”

ENFERMERAS. UNA VOZ PARA LIDERAR. LIDERANDO CON VOZ PROPIA

Loading Likes...

Este artículo es la adaptación de la Conferencia impartida con motivo del Día Internacional de las Enfermeras, el día 11 de abril de 2018, en la Escuela de Enfermería del Hospital La Fe de Valencia.

Revista ROL Enf. 41(6): 417-421

En un día de tanta importancia para las enfermeras voy a intentar voz, y digo poner voz no porque considere que la mía tenga una especial significación sino por ajustarme al lema que el Consejo Internacional de Enfermeras ha elegido para este año de “Enfermería una voz para liderar”. Espero, pues, que mi voz sepa expresar los sentimientos que el mismo genera en mí y que deseo poderles trasladar con la emoción, el interés y la fuerza que encierran.
La verdad es que cuando empecé a pensar sobre que hablar no me resultó fácil. Una mezcla de responsabilidad, nervios, emoción, ilusión… se arremolinaban en mi mente sin saber cómo concretar lo qué quería decir y lo más difícil, cómo decirlo.
Desde luego el liderazgo como eje del lema elegido me parecía fundamental. Pero ¿cómo abordarlo sin caer en el populismo demagógico de ensalzar gratuitamente y sin demasiados argumentos, más allá delos puramente emocionales, lo que es y significa el liderazgo enfermero? y luego ¿cómo ponerle voz propia al mismo, transformando el lema de mi intervención?
Así que pensé que nada mejor para ello que, inicialmente, hablar de líderes de referentes. Y es que lamentablemente las enfermeras no solemos identificar a nuestros referentes como si hacen otras disciplinas/profesiones. Y no es porque no las tengamos.
Sin entrar a realizar un análisis sobre las circunstancias que provocan esta “ceguera” de referentes, sí que considero interesante el destacar un par de factores que creo pueden ejemplificar algunas de las causas. Cuantas veces no hemos ido a un concierto y en el programa de mano hemos leído, en la breve reseña curricular del solista que iba a intervenir, que había estudiado con tal o cual Maestro. O hemos leído el curriculum de un científico en el que aparece de manera destacada que ha formado parte del equipo de la Dra. Menganita. Y así otros muchos ejemplos… Aún estoy por ver que en el curriculum de alguna enfermera haga referencia a que ha trabajado, estudiado, investigado junto a tal o cual enfermera referente, como dato no tan solo de relevancia curricular sino de orgullo personal.
Continuar leyendo “ENFERMERAS. UNA VOZ PARA LIDERAR. LIDERANDO CON VOZ PROPIA”

¿POR QUÉ NO UNA ENFERMERA SEÑOR PRESIDENTE?

Loading Likes...
 
Estimado Sr. Presidente:
 
Soy consciente de las presiones que estará recibiendo para constituir su gobierno.
No es mi intención unirme a las citadas presiones. Entre otras cosas porque no tengo mayor influencia sobre usted que la de ser un ciudadano que cree que está en posición y disposición de hacer mucho más de lo que muchos le vaticinan, considero que con más mala intención que con el análisis serio que al respecto debería realizarse.
No es mi intención, por tanto, unirme a las citadas presiones. Entre otras cosas porque no tengo mayor influencia sobre usted que la de ser un ciudadano que cree que está en posición y disposición de hacer mucho más de lo que muchos le vaticinan, considero que con más mala intención que con el análisis serio que al respecto debería realizarse.
Sin embargo, me va a permitir que como ciudadano, repito, pero también como enfermera le traslade la petición de que, cuanto menos, medite la posibilidad de situar al frente del Ministerio de Sanidad a una enfermera.
Se que se entenderá como un atrevimiento, cuando no como una temeridad, el que haga semejante propuesta. Pero, créame, es realmente una apuesta segura que considero debe valorar dadas las actuales necesidades y demandas que plantea la sociedad española y que están muy centradas en la prestación de cuidados y no tanto en la apuesta técnico-farmacológica y medicalizada a la que se ha sometido a nuestro sistema nacional de salud y que tan malos resultados está dando a la vista de los últimos resultados internacionales de valoración obtenidos.
Existen en nuestro país enfermeras con una extraordinaria preparación académica, humanista y gestora que las hacen candidatas indiscutibles a un puesto de la responsabilidad que requiere un Ministerio que actualmente está tan devaluado y maltrecho, como consecuencia de las nefastas políticas desarrolladas por sus últimas inquilinas.
La perspectiva integral, femenina y feminista e integradora que una enfermera puede aportar, unida a la capacidad gestora de sobrada eficacia y eficiencia demostrada en aquellos puestos en los que ha tenido oportunidad de ejercerla, así como sus competencias negociadoras y de comunicación, la configuran como una firme candidata a tener en cuenta.
Tenga en cuenta que tampoco nadie, o muy pocos, creíamos en usted y sin embargo ha sido capaz con su tenacidad, voluntad, motivación e implicación conseguir lo que muchos consideraban una utopía.
Nombrar a una enfermera como Ministra, más allá de un acto más de su contrastada audacia, sería, créame una apuesta segura de éxito para su gabinete.
No se siquiera si llegará a leer esto, pero no me resistía a, cuanto menos, escribirlo como forma de dejar constancia de lo importante que puede resultar tomar decisiones acertadas. Y no le quepa duda que esta sería una de ellas.
No se trata, de verdad, de contentar a las enfermeras, sino de dar la mejor respuesta a las personas, las familias y la comunidad a las que recientemente se le ha encomendado que responda desde la Presidencia de Gobierno.
Y por último, porque merece la pena que alguna vez se identifique que la salud va más allá de la medicina, la enfermedad y la tecnología.
Se atreve?

ENFERMERÍA Y EL MITO DE SÍSIFO

Loading Likes...

Sísifo fue obligado a cumplir el castigo de empujar una piedra enorme cuesta arriba por una ladera empinada, pero antes de que alcanzase la cima de la colina la piedra siempre rodaba hacia abajo, y Sísifo tenía que empezar de nuevo desde el principio, una y otra vez. Así se cuenta en la Odisea. También se dice que aun viejo y ciego seguiría con su castigo. 

En cierta manera Enfermería parece estar castigada como lo estuvo Sísifo.

Para no remontarnos a tiempos perdidos en la memoria, que no en la historia, creo que puede ser buen punto de partida  el que fue incipiente proceso de profesionalización de enfermería en España durante la segunda república. La aparición y desarrollo de las denominadas enfermeras visitadoras como precursoras de las enfermeras de salud pública en España, supuso un punto de inflexión en el necesario reconocimiento del trabajo de las enfermeras, hasta entonces invisible. El proceso iniciado con la formación de enfermeras españolas referentes en Estados Unidos a través de las becas Rokefeller, para incorporarse posteriormente como docentes en la Escuela Nacional de Sanidad, y formar a las que deberían ser las enfermeras visitadoras con funciones propias, se vio truncado con el estallido de la guerra civil.

Durante la contienda las enfermeras pasaron a ocupar papeles desiguales y reconocimiento muy dispar en función del bando que las utilizaba para sus propios intereses ideológicos difundidos a través de los carteles de propaganda bélica.

Concluida la guerra, la victoria del denominado ejército nacional, propició la instauración de un régimen dictatorial liderado por el general Franco.

En el nuevo escenario político, social y económico de la postguerra las enfermeras pasaron a ocupar un papel totalmente secundario y de sumisión como lo hizo la mujer en la sociedad española, y muy alejado de los planteamientos de profesionalización iniciados antes de la guerra.

Continuar leyendo “ENFERMERÍA Y EL MITO DE SÍSIFO”

ATENCIÓN PRIMARIA Y PEDIATRÍA. QUE PREVALEZCA LA COHERENCIA.

Loading Likes...

Me asombra que los Médicos de Familia, como se denominan olvidando a la comunidad, se mantengan tan indiferentes ante la reivindicación que de manera tan mediática y populista como ausente de argumentos de peso están realizando los pediatras con relación a su presencia en Atención Primaria.

Y digo que me asombra porque considero que su indiferencia juega en contra de la identidad de la medicina de familia al aceptar como válida la premisa de que los niños y adolescentes no forman parte de la familia.

De esos lodos vienen estos fangos, como reza el sabio refranero. Cuando al inicio de la denominada reforma de Atención Primaria se incorporaron en los equipos los pediatras, caso paradigmático en el resto de países de nuestro entorno, se aceptó que la atención médica ya nacía fragmentada.

Aunque inicialmente la atención integral enfermera se tradujo en una atención a la familia en la que la enfermera prestaba cuidados tanto a adultos como a niños, con el tiempo y ante las presiones de los pediatras y la laxitud de las enfermeras y de los gestores, se pasó a la separación de enfermeras pediátricas y enfermeras de adultos, en un nuevo y claro ejemplo de mimetismo tanto en denominación como en organización de los cuidados. En lugar de atención al niño, pediatría, y en lugar de atención integral, fragmentada.

El paso del tiempo no hizo más que asentar este modelo biomédico y destruir uno de los principios básicos en los que se asentaba la AP como es la atención integral. La atención al niño sano que es básica y casi exclusivamente competencia enfermera fue desvirtuándose en favor de la patología y la enfermedad que era lo que básicamente perseguían los pediatras para asentar su posicionamiento y reforzar su presencia en AP, con el beneplácito de sus compañeros médicos, como si ellos fuesen otra cosa.

Continuar leyendo “ATENCIÓN PRIMARIA Y PEDIATRÍA. QUE PREVALEZCA LA COHERENCIA.”