ENFERMERÍA COMUNITARIA. LA IMPORTANCIA DE LA UNIDAD

Loading Likes...

La defensa de los intereses profesionales y científicos que faciliten y contribuyan al desarrollo, posicionamiento y visibilización de una profesión o área de conocimiento específico de la misma es una de las principales justificaciones de la existencia y trascendencia de las Sociedades Científicas. Esto que es una realidad constatable e incontestable, se debilita cuando en dicha defensa se establecen o incorporan elementos que se alejan del ámbito científico para instalarse en el de los intereses individuales de sus miembros o en el inmovilismo de posturas alejadas del necesario, rico y deseado análisis que generen reflexión y debate, más allá de cualquier sana diferencia que pueda existir.

Continuar leyendo “ENFERMERÍA COMUNITARIA. LA IMPORTANCIA DE LA UNIDAD”

HIPÉRBOLE DE LOS CUIDADOS ENFERMEROS

Loading Likes...

Se entiende por hipérbole a la figura retórica de pensamiento que consiste en aumentar o disminuir de forma exagerada lo que se dice.

Lo que a continuación voy a plantear, posiblemente, algunos lo consideren una hipérbole, pero considero que debemos empezar a llamar a las cosas por su nombre. A dejar de practicar la falsa modestia. A olvidar los complejos de inferioridad y a, en resumidas cuentas, contar la realidad como verdaderamente es o, cuanto menos, como la vemos, la percibimos o incluso la deseamos.

Durante mucho tiempo he venido diciendo que las enfermeras nos hemos dedicado a llorar mucho, a actuar de plañideras en los ficticios entierros ideológicos o de posicionamiento profesional y a presentarnos como víctimas de todos los males que nos aquejan. En ese proceso permanente de duelo, en el que las lágrimas nos impiden ver con naturalidad la realidad que nos rodea, hemos perdido una gran oportunidad de decir quiénes somos y que podemos ofrecer. El llanto, aun siendo forzado, no nos dejaba hablar con claridad. Por otra parte, la búsqueda permanente de culpables para nuestros males nos impedía identificar nuestras fortalezas. Encontramos, pues, nuestra zona de confort en esa situación en la que nuestros uniformes blancos eran realmente ropa de luto.

Continuar leyendo “HIPÉRBOLE DE LOS CUIDADOS ENFERMEROS”